25 de septiembre de 2022
Los autores de un algoritmo capaz de anticipar con un 90% de acierto los puntos calientes del crimen alertan de que un mal uso de su modelo puede perpetuar sesgos racistas

Saber dónde se va a cometer un crimen antes de que suceda es el sueño de cualquier departamento de Policía. Los científicos de datos y expertos en inteligencia artificial quieren hacerlo realidad. Muchos cuerpos de seguridad, especialmente en EE UU, país en el que los asesinatos a mano armada están a la orden del día, trabajan desde hace años con sistemas automatizados que procesan extensas bases de datos para detectar patrones que permitan predecir los puntos calientes de criminalidad. Un grupo de investigadores de la Universidad de Chicago dirigidos por el profesor Victor Rotaru ha desarrollado un modelo capaz de predecir con una semana de antelación dónde va a haber más delincuencia. La herramienta acierta en un 90% de los casos, lo que le hace destacar entre los diversos ejemplos de la llamada policía predictiva, presente en ciudades como Los Ángeles o Nueva York y operados por compañías como PredPol, Azavea y KeyStats.

Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy