25 de septiembre de 2022
Las fotos, los vídeos y los textos hechos con robots logran ya calidades humanas. La industria dedicada al audio también avanza por ese camino

La actriz y locutora Begonya Ferrer dejó escuchar a unos amigos unos mensajes de audio que había recibido de una empresa de locución. Era su voz, pero en realidad no era ella: “Me escuché a mí misma y hay muchas frases que cuelan muchísimo”, dice. “Se lo enseñé a unos amigos y me decían lo mismo”. Ferrer había escuchado montones de veces su voz grabada. Pero era la primera vez que se escuchaba “sintetizada”. En los siguientes audios puede verse la escasa diferencia para el oído no entrenado.

Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy