25 de septiembre de 2022
Raymond Smullyan popularizó en la segunda mitad del siglo XX unos acertijos, inspirados en la famosa paradoja del mentiroso, protagonizados por unos personajes que siempre decían la verdad y otros que siempre mentían

En la segunda mitad del siglo XX, el gran lógico, matemático e ilusionista Raymond Smullyan popularizó unos acertijos, inspirados en la famosa paradoja del mentiroso, protagonizados por unos personajes que siempre decían la verdad y otros que siempre mentían, a los que Smullyan llamaba, respectivamente, caballeros y escuderos. Unos acertijos impecables desde el punto de vista lógico, además de muy divertidos, pero de dudosa consistencia filosófica, ya que afirmar a priori la absoluta sinceridad -o mendacidad- de un ser humano equivale a negarle la posibilidad de cambiar, o lo que es lo mismo, el ejercicio de su libre albedrío; lo que hace, dicho sea de paso, que la paradoja del mentiroso sea doblemente paradójica.

Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy