25 de septiembre de 2022
Con la ayuda de la informática, la musicología puede dar un paso más en la difusión del patrimonio y en la investigación musical

La digitalización de partituras musicales es un proceso largo y complejo que se lleva estudiando desde hace relativamente poco tiempo si lo comparamos con el procedimiento para documentos textuales. Por ello, digitalizar una partitura entraña varios retos: por un lado, la música puede anotarse en diferentes niveles de abstracción: en la música no solo se trata de plasmar una nota, sino también todos los parámetros que acompañan a la partitura, como su duración, tono, matices, tempo, clave, etc. Por una parte, está el sonido en sí, pero, por otra, prima cómo se presenta en la cabeza del compositor y su forma de entenderla, ya que existen varios niveles desde que el compositor idea una melodía hasta que el público la escucha primera vez.

Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy