25 de septiembre de 2022
España está a tiempo de subirse al tren de la innovación disruptiva. Un estudio reciente, encargado por Amazon Web Services (AWS), apunta a que si nuestro país acelerase en los próximos años su ritmo de digitalización para adaptarse a los objetivos de la Agenda Digital 2030 de la Comisión Europea podría añadir 145.000 millones de euros a la economía española

“Nos asomamos a una década decisiva”, dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, el 30 de mayo de 2021, en el acto de presentación en Lisboa de la Brújula Digital 2030. “Un periodo de tiempo en que, para estar a la altura de los retos que nos plantea el futuro, vamos a tener que transformar nuestras competencias tecnológicas, nuestras infraestructuras y nuestros modelos de gobernanza y negocios”. La máxima autoridad de la Unión Europea tuvo unas palabras de recuerdo para los grandes exploradores portugueses que, como Enrique el Navegante o Vasco de Gama, partieron del estuario del Tajo para internarse en el océano Atlántico y descubrir un mundo nuevo: “Como ellos, vamos a necesitar no solo una brújula, sino un plan de futuro y altas dosis de determinación y perseverancia”.

Seguir leyendo

Plenas garantías de seguridad y protección de datos

Por último, otro de los grandes retos de futuro que se plantean en el ámbito de la Unión Europea es hacer compatible la transformación digital con el mantenimiento de un marco jurídico garantista de seguridad y protección de datos. La Comisión Europea aprobó en 2016 una directiva en este sentido complementada en 2018 con un Reglamento Supervisor de Protección de Datos que es a nivel internacional uno de los que ofrecen más garantías al ciudadano. España, a su vez, reformó en mayo de 2021 su Ley Orgánica de Protección de Datos para adaptarla tanto al marco europeo como a las novedades tecnológicas.

Para el catedrático Santiago Carbó, se trata de una cuestión crucial: “En los últimos años, la Unión Europea deberá demostrar la solidez de su compromiso con sus propios valores haciendo compatible los avances en la digitalización con un grado de protección óptimo de los intereses del ciudadano y la seguridad en su conjunto”. AWS trabaja conjuntamente con empresas y organizaciones para comprender sus necesidades en materia de protección de datos y ofrece el conjunto más completo de servicios, herramientas y recursos para facilitar la protección de los datos. Al utilizar AWS, las empresas y organizaciones administran los controles de privacidad de los datos, controlan el uso que se hace de estos, determinan quién obtiene acceso y decide cómo se cifran.

Además, estas capacidades están respaldadas con el entorno de computación en la nube más flexible y seguro que existe en la actualidad. Miguel Álava destaca que los servicios en la nube que ofrece AWS garantizan “los más altos niveles de seguridad, cumplimiento y protección de datos” y, además, cumple con estándares reconocidos internacionalmente, como el Catálogo de controles de conformidad de la informática en la nube (C5) y el Esquema nacional de seguridad (ENS) Nivel Alto en España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy