25 de septiembre de 2022
Elon-Musk-alamy.jpg
Elon Musk. Foto: Alamy

Ningún negocio ni sector es seguro, y menos en los tiempos que corren con una economía convulsa. Pero el hombre más rico del mundo opina lo contrario y ve una clara oportunidad en una rama muy concreta, por la alta demanda que se espera en el futuro.

Elon Musk, consejero delegado de Tesla, ha animado esta semana a los emprendedores a que apuesten por el refino de litio, asegurando que el auge del sector en los próximos años equivaldrá a tener «una licencia para imprimir dinero». «No se puede perder», asegura el magnate.

El mineral sigue siendo abundante en la naturaleza – «es uno de los elementos más comunes de la Tierra», recuerda Musk – , y lo complejo es convertirlo en el tipo de litio refinado útil para ser empleado en las baterías que luego alimentarán los diferentes dispositivos electrónicos, especialmente los vehículos eléctricos hacia los que parece moverse la industria automovilística.

«Es básicamente como imprimir dinero ahora mismo. Hay márgenes como los de la industria del software en el procesamiento de litio en la actualidad», señaló Musk.

Las cifras, por el momento, dan la razón al fundador de Tesla y SpaceX. La demanda de litio adaptado para su uso en baterías se ha disparado en este año, llevando su precio a crecer un 120% desde enero y casi un 400% en los últimos 12 meses, según datos de Benchmark Mineral Intelligence.

«La minería es relativamente fácil, pero la refinación es mucho más difícil. Hay que refinarlo en hidróxido de litio y carbonato de litio del nivel de las baterías, que tiene una pureza extremadamente alta», concretó en la conferencia telefónica posterior a la presentación de los resultados trimestrales de Tesla.

«Esto es bastante difícil y requiere una gran cantidad de maquinaria y es difícil de escalar», advierte Musk.

Por ello, Drew Baglino, vicepresidente de Tesla, añadió que la firma está trabajando en refinar litio por sí mismos, «porque la mejor forma de aprender cómo acelerar algo es hacerlo tú mismo».

Hay que tener en cuenta que solo en 2021 se vendieron 6,75 millones de vehículos eléctricos, lo que supuso doblar las cifras de 2020 – un año flojo en ventas por la pandemia. Para este año se espera que la cifra supere los 9 millones de vehículos. Y esto es solo un fragmento del mercado de baterías de litio en todo el mundo.

Fuente de información: www.eleconomista.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.